Batería de Ion de Litio Yale®: ventajas frente a las baterías tradicionales

Yale, además de seguir desarrollando su gama de carretillas con motor de combustión interna y su gama de carretillas eléctricas, ha puesto su mirada hacia un futuro apostando e invirtiendo por las nuevas tecnologías, adelantándose así a las necesidades que podrían llegar a tener los clientes durante los próximos años.

La batería de Ion de Litio (Ion-Litio) de Yale® ayudará a la maquinaria a tener una mayor autonomía, evitando así tener que cambiar las baterías y tener que utilizar baterías de recambio.

El tiempo de carga de estas baterías es realmente rápido. Además, con una única batería de Ion de Litio de Yale® es posible utilizar una misma carretilla durante dos o tres turnos. Las baterías de Ion de Litio son baterías prácticamente sin emisiones y sin mantenimiento.Con más de 3.750 ciclos al 80% de descarga, la batería de Ion de Litio tiene una vida de servicio superior a la batería de ácido plomo, llegando a suponer un ahorro de energía de hasta el 30%.

¿Qué ventajas tienen las baterías de Ion de Litio de Yale®?

Por tanto, las principales ventajas de la batería de Ion de Litio respecto a la batería de Plomo-Ácido tradicional son:

  •  Mayor capacidad de voltaje. El litio tiene 3.16 voltios, mientras que el plomo solo dispone de 2 voltios. Así pues, una batería de Ion-Litio tiene una tensión nominal de 12,8 voltios uniéndose en una serie de 4 celdas. O 25,6 voltios tras la unión de 8 celdas. Por otro lado, las baterías de plomo-ácido tienen tensiones nominales de 12 o 24 voltios. Además, el litio es el elemento químico más electronegativo que hay, ofreciendo la mayor capacidad de oxidación.
  • Mayor rapidez en la carga y descarga. Al disponer de un mayor voltaje en la celda, las baterías Yale® necesitan menor corriente para introducir la misma energía. Mientras una batería de plomo-ácido necesita entre 8 y 12 horas para completar su carga, las de Ion-Litio necesitarían un máximo de 4 horas.
  •  Mayor vida útil que las baterías tradicionales.  Mientras que una batería de Ion de Litio tiene 4000 ciclos con el 80% de profundidad de descarga, una batería monoblock de ciclo profundo tiene unos 2000 ciclos, mientras que una batería de Plomo-Ácido estacionaria tiene 4000 ciclos, aunque con el 50% de descarga máxima. Esto hace de las baterías de Ion-litio Yale® una excelente solución para las instalaciones fotovoltaicas favoreciendo así el autoconsumo descentralizado.
  • Sin carga óptima. Las baterías de Ion-Litio funcionan perfectamente sin tener el 100% de su capacidad al máximo, es incluso preferible no llegar al 100% de carga. En cambio, a las baterías de plomo les va bien situarse en la franja superior de carga. 

Actualiza tu maquinaria de manutención con GDH para aprovechar las ventajas de las baterías de Ion de Litio Yale, y realizar todas las operaciones de almacenaje y manipulación de cargas en tu empresa de manera más eficiente.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias relacionadas

¿Qué es una transpaleta y para qué sirve?

¿Qué es una transpaleta y para qué sirve?

Descubre qué es una transpaleta y cuál es su función dentro de un almacén
¿Qué tipos de apiladores existen? Diferencias entre apilador eléctrico y apilador

¿Qué tipos de apiladores existen? Diferencias entre apilador eléctrico y apilador

Analizamos los diferentes tipos de apiladores que existen para que puedas escoger el mejor apilador para tu empresa.
Partes de una transpaleta: todo lo que necesitas saber

Partes de una transpaleta: todo lo que necesitas saber

Descubre cuáles son las principales partes de una transpaleta.
Picking almacén: ¿qué es y cómo puedo optimizarlo?

Picking almacén: ¿qué es y cómo puedo optimizarlo?

Repasamos qué es el picking almacén y cómo optimizarlo.
¡Inicia sesión!
Carrito